Se oían unos pasos por el pasillo mientras desde la ventana comencé a ver llover. De repente, entre la lluvia, vi una sombra con forma de máscara blanca y en los mofletes unos círculos rojos, pensé que era un espíritu maligno que quería matarme.
Abrí la ventana y le pregunté:

•  ¿Quién eres?

•  Soy Saw - me dijo - y quiero ser tu amigo. Nadie me quiere porque dicen que doy miedo.

•  Parece que eres un tío guay y divertido.

•  Gracias, tu a mi también me caes muy bien.

•  Me gustan tus películas, aunque son un poco bestias - le dije - las maquinas que utilizas para jugar con la gente…

•  Ya sabes que son películas.

•  A mi me gustan Saw 1 y 2 - respondí - y me quedan por ver 3, 4 y 5.

•  Bueno tío, tengo que irme, ya quedaremos otro día - me dijo.

•  Bueno, cuídate, adiós.

•  Adiós.

 
 
Jose Mari