Se oían unos pasos por el pasillo mientras desde la ventana comencé a ver llover. Fui a ver quién era y me llevé una sorpresa muy grande porque era mi plato favorito, pollo con patatas fritas y kétchup y de postre cruasanes.
Me fui pitando a la cocina y había muchísima gente y me dijo:

•  Porque hoy es el día de mi aniversario.

•  ¿Qué es eso? - le dije.

•  El día que nos casamos tu padre y yo - me contestó - y ahora ven a comer ¡corre!

•  Voy, que tengo que coger una cosa.

Cogí mi juguete favorito y me alegré aun más porque vino la chica que me gustaba, Melinda. Era preciosa y me daba vergüenza entrar por si hacía o decía alguna tontería. No conseguiría que me quisiera.
Y así entré, me lo pasé muy bien, conseguí una cita de Melinda y me fui a la cama de lo más contento.

 
 
Jennifer