Se oían unos pasos por el pasillo mientras desde la ventana comencé a ver llover y me mojé y Oscar se mojó.
Su madre se llamaba María y le regañó por mojarse. Oscar se enfadó con su madre y se fue a la casa de su papá. Luego pensó que su madre tenía razón, volvió a casa de su mamá y le pidió perdón.
Y vivieron felices y comieron lombrices.

 
 
Bilae Mohamed