Se oían unos pasos por el pasillo mientras desde la ventana comencé a ver llover, había rayos sobre las nubes y hacía mucho frío.
Al niño de la casa le dijo su madre:

•  ¡¡A comer!!

Luego fue al bosque a jugar con su amiga Rosalinda, un cazador puso una trampa para cazar lobos y ellos cayeron en la trampa y luego un príncipe les salvó.
El príncipe dijo:

•  Os acompañaré donde queráis

Y fueron al parque del, arco iris y había un arco iris porque había llovido.

 
 
Paula